¿Qué es el asma?

abc-thumb-blog-asma

Puntos clave

  • El asma es una enfermedad no transmisible que por lo general aparece en la infancia.
  • Sus causas no están determinadas pero los principales factores de riesgo son la predisposición genética y la exposición ambiental a una infinidad de alérgenos.
  • No tiene cura pero puede ser controlada con el tratamiento adecuado.

Es un padecimiento no transmisible con baja tasa de letalidad que se caracteriza por la inflamación de las vías respiratorias y ataques recurrentes de tos, dificultad para respirar y silbidos en el pecho. Afecta a cerca del 4% de la población en México y se presenta principalmente en la infancia.

Sus síntomas pueden manifestarse varias veces al día o a la semana y en algunos, casos empeoran con la actividad física o por la noche. Durante un ataque de asma, el revestimiento de los bronquios se hincha, lo que provoca que disminuya su diámetro interno y con ello, la cantidad de aire que entra y sale de los pulmones. Cuando se presentan de forma recurrente, son causa frecuente de otros padecimientos como insomnio, cansancio diurno, disminución de actividades y ausentismo escolar o laboral.

Causas

Las causas del asma aún no están completamente claras, los principales factores de riesgo, son la combinación de una predisposición genética con la exposición ambiental a sustancias y partículas inhaladas que pueden desencadenar reacciones alérgicas o irritar las vías respiratorias, como las siguientes:

  • Infecciones respiratorias como resfriados, laringitis y bronquitis.
  • Ejercicio en pacientes mal controlados como subir escaleras corriendo o con cargas pesadas.
  • Alérgenos dentro del hogar como ácaros del polvo que se encuentran en muebles, cama y alfombras.
  • Contaminación del aire o caspa de los animales de compañía.
  • Alérgenos que se encuentran fuera de casa como el polen o el moho.
  • Humo de tabaco.
  • Irritantes químicos en el área de trabajo.
  • Contaminación atmosférica.

Además de esto, existen otros desencadenantes como el aire frío, las emociones fuertes como el miedo o la ira y el ejercicio físico. También existen algunos medicamentos que pueden favorecer un ataque de asma, como la aspirina y otros antiinflamatorios no esteroideos o los betabloqueantes (fármacos empleados en el tratamiento de la hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o migraña).

¿Cómo llevar una buena calidad de vida con asma?

Aunque no tiene cura, con un tratamiento adecuado, el asma puede controlarse para que los pacientes puedan disfrutar de una buena calidad de vida. Los medicamentos recomendados para aliviar los síntomas son a corto plazo. El control de la progresión del asma grave y la reducción de sus reagudizaciones, requiere la administración de corticosteroides inhalados, el mejor tratamiento lo indicará su médico tratante.

Aquellos pacientes que presentan síntomas persistentes deben tomar los medicamentos prescritos diariamente a largo plazo, con el objetivo de controlar la inflamación subyacente y la prevención de sus síntomas. Sin embargo, el tratamiento farmacológico no es la única manera de controlar el asma. También es importante evitar los desencadenantes que pueden agravarla.

El porcentaje de defunciones del asma es bajo a diferencia del EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), pero puede llegar a ser mortal si no se utilizan los medicamentos adecuados o no se cumple el tratamiento determinado.

En el Centro Médico ABC nos preocupamos por prevenir y cuidar de tu salud, es por eso que en nuestro Departamento de Medicina Preventiva contamos con diversos programas de evaluación médica integral dirigido de forma específica a diferentes segmentos de la población.

Para conocer más entra al siguiente enlace: https://bit.ly/3b2iY1q

¿Cómo podemos ayudarte?