Centro Médico ABC > Consejos y prevención > Tipos de luxación de cadera

Tipos de luxación de cadera

luxacion cadera

Puntos clave

  • La luxación primaria de cadera es una lesión extremadamente rara que se genera tras un traumatismo.
  • Las personas que ya tengan una prótesis de cadera, son más susceptibles a sufrir una luxación por un mal movimiento.

Una luxación sucede cuando una articulación se sale de su lugar. En este sentido, la cadera es una de las articulaciones con mayor movimiento en el organismo, lo que la vuelve susceptible a sufrir este tipo de lesiones, señala el Dr. Justino Fernández Palomo, cirujano ortopedista y encargado de la clínica de alta especialidad en reemplazos articulares del Centro Médico ABC.

Erróneamente conocido como dislocación de cadera, la luxación de cadera se puede presentar en dos formas:

  • Luxación congénita de cadera. Su término correcto es “displasia del desarrollo de la cadera” o “DDC” y es un problema que surge desde el nacimiento.
  • Luxación traumática de cadera. Lesión secundaria a un accidente donde la cadera sufre un traumatismo mayor que la saca de su cavidad anatómica.

Debido a su origen, y posibles secuelas, la luxación traumática de cadera es una urgencia que necesita ser atendida de manera inmediata por diversas razones: el paciente sufrirá mucho dolor a partir de la lesión, también se verá limitado completamente en su capacidad de movimiento y, de no atenderse a tiempo, puede sufrir de necrosis avascular en la cabeza femoral, esto quiere decir que se corta la irrigación de la cabeza femoral debido a la ruptura de algunos vasos sanguíneos que nutren al hueso.

El Dr. Fernández indica que la luxación traumática de cadera, por su origen, se divide en dos condiciones lo que afectará tanto a la recuperación del paciente como al tipo de atención que deberán recibir:

Luxación primaria de cadera

Esta luxación se da en una articulación virgen, que previamente no había sufrido este tipo de lesiones. Generalmente se relaciona a una fractura del acetábulo, cavidad que forma parte de la pelvis y en donde embona la cabeza del fémur. Esta lesión es poco frecuente.

Normalmente sucede debido a algún tipo de accidente donde es necesario que se combinen factores de posición, fuerza y velocidad. como puede ser automovilístico, de motocicleta, caídas de más de dos metros de altura o un atropellamiento. También existen casos donde en una caída el paciente abra la pierna y, posteriormente, la cruce de una manera muy forzada que podría resultar en una luxación.

Dentro de este tipo de lesiones es muy raro, pero existe, que se dé una luxación aislada de cadera donde no hay fractura de la pelvis.

En la luxación primaria, y en términos generales, se podría considerar que es algo fácil de resolver al tener que acomodar la cabeza del fémur en la cavidad acetabular. Posteriormente, cuidar que cicatricen los tejidos lastimados y apoyarse en el uso de muletas o una andadera, pudiendo regresar a la vida normal de manera rápida. Pero hay que recordar que este tipo de lesiones se suelen generar por un trauma, mismo que puede haber dejado daños como fractura de pelvis, ante lo cual cada caso es diferente y el tiempo de recuperación podría ser mucho más largo y complejo.

Luxación de una prótesis de cadera

En términos generales esta es la luxación que se ve de manera más recurrente y se presenta en pacientes que ya cuentan con una prótesis, debido a que esta se puede luxar más fácilmente que una cadera no operada.

Todo paciente que previamente ha sido sometido a una cirugía de cadera, sin importar la causa primaria, tendrá una serie de movimientos restringidos por el resto de su vida. Esto no quiere decir que cualquier movimiento brusco lo va a luxar, pero sí tiene mayores posibilidades de que esto suceda.

Situación que se genera debido a que toda prótesis tiene una posición regida por un límite mecánico, y a veces este límite puede llegar a zafarse. Dentro de los movimientos peligrosos se incluye cruzar las piernas, sentarse en sillas o bancos bajos, incluso, algunos inodoras pueden generar esto; convirtiéndose en un riesgo para la prótesis y predisponiendo a una luxación.

Al hablar de que una prótesis de cadera se luxó se deberá identificar el motivo, como pudo ser un movimiento forzado, un movimiento con más tensión de la debida o un movimiento que abrió de más el rango mecánico permitido. Posteriormente, el ortopedista realizará una maniobra específica, posiblemente, el paciente estará bajo anestesia y se acomodará la prótesis en su lugar.

Una vez realizado esto existen dos situaciones posibles. Por un lado, la prótesis se acomoda perfectamente y tras unos días el paciente regresa a su vida normal. Pero también podría suceder que el paciente vuelva a tener una luxación y luego otra; en esta situación la prótesis ha llegado a un punto de inestabilidad, lo que implica que deberá someterse a una nueva cirugía para un reemplazo de prótesis.

Síntomas de una luxación de cadera

Aunque el origen de una luxación primaria de cadera y una luxación de prótesis de cadera es diferente, el paciente percibirá igualmente un chasquido, a consecuencia de que el fémur se desajustó, seguido de un dolor fuerte; y en caso de estar parado, una caída debido a que el paciente no puede mantenerse en pie con una cadera luxada.

Visualmente también se puede percibir una posición anormal donde está rodada hacia adentro y una disminución en la longitud de la extremidad, lo que es un dato inequívoco de que hay una luxación en la cadera.

Toda luxación de cadera es una lesión grave, señala el Dr. Fernández, debido a que requiere atención médica de manera inmediata ante las consecuencias muy severas que puede llegar a desencadenar como el rompimiento de ligamentos y de vasos sanguíneos, desencadenando la necrosis avascular de la cabeza femoral, previamente mencionada. Este tipo de lesiones cuentan con varios factores que pueden favorecer un buen resultado siempre y cuando reciba atención médica pronta; si la luxación se resuelve antes de seis horas y cuente con un seguimiento adecuado; todo esto permitirá detectar cualquier posible problema y evitar la necesidad de una cirugía mayor.

En el Centro de Ortopedia y Traumatología del Centro Médico ABC te podemos dar atención especializada ¡Contáctanos!

Fuente:
Dr. Justino Fernández Palomo – Cirujano ortopedista y encargado de la clínica de alta especialidad en reemplazo articulares del Centro Médico ABC.

¿Cómo podemos ayudarte?

    La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye, bajo ninguna circunstancia o condición, a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que puedas darle. En caso de requerir mayor información relacionada con el tema, te sugerimos contactes directamente al médico especialista de tu confianza.