Centro Médico ABC > Consejos y prevención > Rehabilitación ambulatoria

Rehabilitación ambulatoria

rehabilitacion ambulatoria

En términos generales, en el sector médico existen dos categorías para definir a los pacientes. Si te has preguntado qué es un paciente ambulatorio o internado, aquí lo aprenderás. El paciente internado u hospitalizado es aquella persona que, debido a la atención que va a recibir, deberá permanecer por lo menos una noche en el hospital.

Mientras que el paciente ambulatorio es un término empleado en aquellas personas que necesitan acudir ya sea en una ocasión o de manera regular a un centro de salud para atender un diagnóstico o tratamiento, pero no es necesario pasar la noche en el hospital.

Un ejemplo de una persona que se considera paciente ambulatorio es cuando su médico de cabecera le solicita un check up anual; aunque existen otros casos como cuando debe visitar el área de urgencias y, tras su tratamiento, regresa a casa el mismo día.

Las citas médicas en clínicas o centros especializados también entran en la categoría de paciente ambulatorio.

¿Qué servicios incluye la atención ambulatoria?

Dentro de los diferentes procedimientos y servicios que puede recibir un paciente ambulatorio, se encuentran:

  • Cirugías menores. Estas incluyen desde el tratamiento a uñas encarnadas hasta el cuidado de abscesos, quistes en la piel, quemaduras, remoción de cuerpos extraños y más.
  • Laboratorio. En general, todo paciente que se realiza análisis de sangre, química sanguínea, estudios bioquímicos, hematológicos o microbiológicos entra en esta categoría.
  • Radiología e imagen. La toma de radiografías, resonancias magnéticas y tomografías por las que un paciente acude con cita y sale el mismo día, se considera un paciente ambulatorio.
  • Colonoscopía.
  • Consultas con un especialista.
  • Mamografías.
  • Quimioterapia o radioterapia. Los pacientes en rehabilitación suelen entrar en esta categoría si regresan el mismo día a casa, después del tratamiento.

La atención ambulatoria, también conocida como atención primaria, tiene la ventaja de no exigir a los pacientes un cambio de entorno y, con esto, podrá continuar con sus actividades cotidianas antes y después de la atención.

Por otra parte, al no necesitar permanecer en el hospital más tiempo del necesario, ser un paciente ambulatorio resulta en un costo menor para las personas.

Hay que recordar que, aunque ser un paciente ambulatorio tiene ciertos beneficios, cada caso es particular y será el médico tratante quien decidirá si se debe quedar hospitalizado o no.

Sin importar si eres un paciente ambulatorio u hospitalizado, en el área de Medicina Interna del Centro Médico ABC te podemos dar atención especializada. ¡Contáctanos!

Fuente:
https://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0036-36342013000800005
https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/patient-safety

¿Cómo podemos ayudarte?