5 razones para incluir proteína en el desayuno

Desayunar no es solo para niños. El desayuno es importante porque después de una larga noche de sueño porque el cuerpo está bajo de energía, así que es una buena razón para tomar el desayuno, pero hay cinco razones más por las que debes incluir proteína en el desayuno:

Omitir el desayuno se vincula con el sobrepeso.

Algunos estudios indican que las personas que no desayunan son más propensos a tener sobrepeso u obesidad. Un estudio encontró que los que omitían el desayuno tienen 4.5 veces más exceso de peso en comparación con los que sí desayunaban. La obesidad también se relaciona con el número de comidas que fueron ingeridas fuera de casa, así que se recomienda desayunar y preparar colaciones desde casa.

El desayuno ayuda a equilibrar el consumo de proteínas.

Se consume suficiente cantidad de proteínas, pero se tiende a comer más de ellas durante la comida o la cena. La proteína es esencial para el desarrollo y mantenimiento de la masa muscular, pero si no estamos recibiendo suficientes proteínas durante todo el día, el mantenimiento muscular no está en el nivel máximo. Cuando por fin tenemos un poco de proteína en la comida o cena, se desperdicia gran parte porque el cuerpo solo puede usar una porción limitada en un momento. Por ello, incluir proteína en el desayuno es necesario en alimentos como huevos, leche, yogur, queso y carnes magras.

Te mantendrás satisfecho por más tiempo.

Otro de los beneficios de la proteína por la mañana es que te mantendrá satisfecho por más tiempo, tal como se muestra en otro estudio. Los que comieron proteínas en el desayuno dijeron que se sentían satisfechos en comparación con los que ingirieron la misma cantidad de proteína dividida en las otras comidas.

Además, los alimentos del desayuno, como cereales de grano entero, leche, fruta, yogur, huevos y pan tostado de grano entero, contribuyen a cumplir con el requerimiento diario de vitaminas y minerales. Los que se saltan el desayuno tienden a tener niveles más bajos de calcio, potasio, magnesio, fósforo y zinc, vitaminas A, E, B6, C y folatos.

Desayunar beneficia al azúcar en sangre y los niveles de colesterol.

Un pequeño estudio encontró que cuando las mujeres delgadas y saludables omiten el desayuno, el nivel de azúcar y colesterol en sangre en ayuno es superior, aumentando así el riesgo de enfermedades crónicas como diabetes y enfermedades del corazón. Saltarse el desayuno ocasionó que las mujeres ingirieran mayor cantidad de alimento en el día, que cuando desayunaban.

Saltarse el desayuno no te salvará calorías.

Puede parecer que la eliminación de una comida completa conduce a la pérdida de peso, sin embargo, es todo lo contrario ya que habrá mayor sensación de hambre y aumenta la probabilidad de consumir alimentos solo por cubrir la necesidad de comer, no de nutrirse.

 

Recuerda consultar a tu médico, para contactar a nuestro Centro de Nutrición & Obesidad ABC llama a:

Campus Observatorio y Santa Fe: 5230-8193 y 5230-8199

Centro de Especialidades en el norte: 5230-3831 y 5230-3867

También te puede interesar

Centro de Gineco-obstetricia

Centro de trasplantes

Centro Neurológico